EDITORIAL
EL AGENTE 007
sáb 25 may 2019, 7:39am 1 de 11

Verdades y rumores


0

Vaya manotazo que le significó al grupo moreirista, específicamente al pequeño Alvarín Moreira, el relevo en el Instituto Estatal del Deporte, donde prácticamente fue echado sin contemplaciones su súbdito incondicional el exarquero olímpico Jorge Chapoy del Bosque, quien tenía años sin soltar la ubre. Nuestros subagentes, disfrazados de balones ponchados, nos informan que el extitular del deporte hacía lo que le daba su gana en el instituto, además de que contaba con recursos de sobra; misteriosamente nunca atendía las prioridades, como el mantenimiento y equipamiento de las diferentes áreas deportivas en el estado, así como el nulo apoyo a grupos de las diferentes disciplinas deportivas, lo que incluso provocó que varios de ellos quedaran en ridículo en competencias nacionales e internacionales, puesto que el flamante exdirector ni siquiera los apoyaba con uniformes que dejaran en alto el escudo coahuilense, por lo que terminó de llenarle el buche de piedritas al gobernador Miguel Riquelme, quien lo puso de patitas en la calle para nombrar en su lugar a la taekwondoína lagunera Alina Garza, quien, según los últimos reportes de nuestros subagentes sudados, lo primero con lo que se encontró la nueva titular del deporte fue la poca credibilidad que muchos atletas tienen frente a la secretaría estatal, ganada a pulso por don Jorge, eso sin mencionar las divisiones entre los diferentes grupos, quien han dudado harto en darle el beneficio de la duda a la nueva funcionaria.

Sin embargo, nuestros subagentes, con doctorado en política y con dones de pitonisa, nos señalan que el nombramiento de la exmedallista de bronce Alina Garza lleva más fondo que forma, pues aseguran que gracias al manejo de un bajo perfil, además de que tendrá a su favor la cuota de género, le valdrán una candidatura para una diputación que aseguran ya fue palomeada por el Ejecutivo estatal, por lo que se augura que se repetirá la historia de Javier Díaz González, exdirector del Instituto Estatal del Deporte, quien en su momento brincó a una diputación local; pero esto no es todo, pues los subagentes, que saben el teje y maneje del asunto politiquero que está por venir, nos informan que hablando de la cuota de género una figura femenina regresa al escenario en Torreón para ocupar otra candidatura por una diputación más. Pues se trata nada más y nada menos que de la exburbuja Laura Reyes Retana, quien dicen regresará más fuerte y recargada para demostrar que aún es un cuadro fuerte que tiene mucho para dar; ¡esperaremos y veremos de qué cuero salen más correas!

No cabe duda de que el equipo fuerte en la recaudación del alcalde Jorge Zermeño va a aprovechar los dos años y medio que les quedan de gobierno para fortalecer sus arcas, a costa del sufrido contribuyente. No conforme con haber incrementado de tres millones a siete millones de pesos la recaudación por concepto de multas en el primer bimestre del año, ahora el director de tránsito y vialidad, Pedro Luis Bernal Espinosa, se está frotando las manos con el anuncio de la compra de más patrullas y más motos para sus muchachos. La malas lenguas dicen que don Pedro Luis no quiere dejarse desbancar del merecidísimo primer lugar en la recaudación de todas las multas que cobra el Ayuntamiento, que por cierto representan cerca del 60 o 70 por ciento de los ingresos mensuales. Lo que llama la atención es que nada se ha dicho del proceso de desincorporación de las patrullas que ya sean consideradas como chatarra, al igual que el número importante de motocicletas que desde hace tiempo están fuera de circulación, pero que deben formar parte de un proceso de desincorporación de los que anteriormente tomaba cuenta el fideicomiso de seguridad pública de la región Laguna de Coahuila, contando con la participación del consejo técnico, que no es que ayudara mucho que digamos tampoco, conformado por un representante de la Canaco, de Canacintra y de la Cámara Agrícola y Ganadera. Todo esto con el fin de que se transparente el proceso de desincorporación que tiene que ser previamente aprobado por Cabildo. Y aunque aún no se sabe bien cuánto costaron los nuevos motores y cuándo estarán rugiendo en las calles, los muchachos de Vialidad ya se vieron dando vueltas y repartiendo multas a diestra y siniestra.

El que quiso acaparar los reflectores de la incómoda prensa, o ser un distractor de las olas que se están sacudiendo al interior del Ayuntamiento de Torreón, es Antonio Zamarrón, jefazo de comunicación de don Jorge Zermeño. El funcionario fue la nota por dos días ante la polémica que desató su comparecencia en la Comisión de Contraloría, a la que llegó sin preparación alguna. Don Toño fue señalado por la fracción priista de subejercicio presupuestal, pues solo ha ejercido 18 mil pesos de los más de 11 millones de pesillos presupuestados para el primer trimestre del año. Algunos ediles, como el morenista más priista del Cabildo, Ignacio Corona, cuestionaron a Zamarrón, quien respondió con ráfagas de soberbia. Entre las pocas respuestas que el funcionario justificó... perdón, respondió, fue que no se había ejercido el presupuesto que por la veda electoral en Durango, aun cuando Torreón es de Coahuila, y como son muy amigos de los del otro lado del Nazas, las restricciones les han impedido promocionarse por aquellos lares. Dicen nuestros subagentes, disfrazados de plantas sintéticas del sexto piso, que la comparecencia se iba a realizar sin sobresaltos, pero la reacción sobrada del flamante jefe de prensa, quien maneja para este añito más de 55 millones de pesillos, cambió el contexto de la sesión de la que hasta los propios panistas optaron por retirarse cuando no les permitieron poder defenderlo. Tan solo un día después, de nueva cuenta en pleno, la estridente síndica de minoría Dulce Pereda solicitó moción de orden y respeto a las comisiones para que Zamarrón se conduzca con rectitud, además de que debe rendir cuentas sobre su desempeño. Mientras doña Dulce hablaba, entre el público se encontraba el cuestionado director de comunicación rodeado de sus secuaces, quienes repelían el discurso de la priista con fuertes risotadas. Y quien de nueva cuenta salió a apagar el fuego fue el secretario del Ayuntamiento, Sergio Lara, logrando que los votos de los panistas frenaran las intenciones de la oposición.

En Lerdo el Partido Revolucionario Institucional recibió el pasado jueves con tamborazo a doña Claudia Ruiz Massieu, presidenta nacional de este partido. Atrás quedaron los tiempos donde los eventos del tricolor lucían abarrotados de mujeres gritonas y campesinos aventando sombreros. Esta vez no hubo acarreados (sí, leyó bien), por lo que a las afueras de la sede SNTE no lucían estacionados las filas y filas de autobuses ejidales que suelen rentar para que los eventos luzcan a reventar y así agasajar a los descendientes de la era jurásica del partido, que recién cumplió 90 años. En la comida no había más de 500 personas, y pese a las altas temperaturas a los organizadores se les pasó por alto incluir en la despensa algunas botellitas de agua y refresco, aunque a cambio los festivos priistas sacaron las hieleras rebosantes de botes de cerveza ligera, misma que, cuentan los subagentes, los meseros se apresuraron a servir a los comensales para levantar los ánimos. Doña Claudia, conocida por su recio carácter, se apresuró a saludar a la muchedumbre con una sonrisa de oreja a oreja, casi casi como si ya hubieran ganado, y mientras por una parte expresaba su apoyo a don Homero Martínez, candidato del PRI a la presidencia de la Ciudad Jardín, por la otra prestaba oídos al presidente estatal del mismo partido, Luis Enrique Benítez, quien aprovechó este día a través de diversas entrevistas para volver a amenazar... perdón, advertir, a doña María Luisa, alcaldesa de Lerdo, de una posible expulsión del partido nada más por andar apoyando al Movimiento Ciudadano (tan delicados ellos), y justamente fue la presidenta municipal y por supuesto todos sus funcionarios los grandes ausentes en la comilona organizada para la también sobrina de Carlos Salinas de Gortari, quien en cambio sí recibió otro tipo de acompañamiento en Gómez Palacio.

Ya por la noche, don Luis Fernando González Achem, expresidente municipal de Lerdo y hermano mayor de la primera autoridad municipal, organizó para el candidato local una reunión con integrantes de la sociedad civil en la ex Hacienda San Fernando, donde pronunció un discurso enfático para levantar la mano a don Homero en señal de próximo triunfo, pero también donde habló de darle un golpe certero a los que traicionan en referencia al candidato de Morena, Ulises Adame, expriista que al no recibir la oportunidad que creía merecer trabajó para sí mismo abandonando a su partido; cosa similar, por cierto, habría hecho doña María Luisa, quien aunque no ha renunciado al PRI tiene varias semanas que no aporta el porcentaje correspondiente de su salario para las cuotas de su partido, y debe algo así como unos diez mil pesillos al sagrado diezmo.

0
RELACIONADAS
→ verdades y rumores

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT