EDITORIAL
ENRIQUE IRAZOQUI
vie 21 abr 2017, 9:36am 3 de 8

Qué calladito


No hagas cosas buenas...
0

Los debates. El oficial organizado por el Instituto Electoral de Coahuila celebrado en el Museo del Desierto en Saltillo antier, resultó por su rígido formato y por el número de participantes por momentos tedioso, aunque los chispazos del singular candidato de Morena, Armando Guadiana Tijerina lo convertían de vez en vez en ameno. Las acusaciones previsibles por supuesto aparecieron, acompañadas por cartelones respectivos que traían los candidatos para señalarse unos a otros, pero salvo los particulares reclamos del candidato del Partido del Trabajo que hacían que de ameno se convirtiera en gracioso, el debate concluyó sin grandes triunfadores o vencidos. La competencia electoral me parece no cambió mucho de posiciones en la carrera.

Por otra parte, ayer se celebró un encuentro a manera de debate organizado por la Universidad Iberoamericana Torreón, quien en su abarrotado auditorio contó con la presencia de cinco de los siete candidatos. Los ausentes fueron el candidato oficialista Miguel Riquelme, y la candidata palera del PRD (es conocida su cercana relación con los hermanos Moreira, por ello el apelativo de palera) Mary Telma Guajardo.

Riquelme simplemente resolvió no participar en dicho encuentro aduciendo problemas de agenda, mientras que la perredista se disculpó de última hora por problemas viales, según se dijo. La realidad es que el priista en cálculo simplista rehuyó exponerse en un campo que de sobra sabe que le es adverso, y simplemente no fue. La ausencia de la señora Guajardo resultó irrelevante.

Como ya se ha citado, tanto en el debate ocurrido en la capital coahuilense como el evento de la Ibero, no hubo espacio o capacidad de los aspirantes a transmitir de manera clara sus respectivas propuestas de gobierno, la prioridad fue la descalificación.

La jornada de encuentros entre los candidatos concluyó por el momento ayer en la Plaza Mayor, donde en un acto convocado por decenas de asociaciones cívicas aglutinadas por Participación Ciudadana 29 AC instaron a los candidatos a firmar un acuerdo de compromiso, de que quien resulte electo al llegar al gobierno, tenga que crear la figura del fiscal y contralor ciudadano. Esta invitación sí la atendió el priista, pero no así Guadiana ni doña Telma.

Este último acto transcurrió en un ambiente más civilizado donde los candidatos tuvieron un espacio de tres minutos para fijar sus respectivas posturas. No deja de ser curioso que no obstante que el acto fue organizado por la sociedad civil, se contó con escasa concurrencia ciudadana. Los más que asistieron iban acompañando a sus candidatos.

Así pues, a poco más de 40 días para que se lleven a cabo los comicios para elegir al próximo gobernador, a 38 alcaldes y la renovación del Congreso local, valdría la pena hacer un comentario acerca primero del corte de caja que dejaron los debates y el segundo, la información originada hace un par de días donde un medio capitalino reveló que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila había hecho comparecer en el año 2015 al profesor Humberto Moreira Valdés ante el Ministerio Público y éste había decidido no ejercer acción penal. Exonerarlo en términos lisos.

Esto quiere decir que el gobierno de Rubén Moreira Valdez a través de sus instancias legales resolvió que Humberto no tiene responsabilidad civil, lo cual incluso podría tener fundamento jurídico. Lo reprobable es que lo hicieron en la sombra, sin darlo a conocer a los medios, lo cual delata que claramente hubo una intencionalidad de no hacer pública la resolución de la autoridad ministerial donde liberan al profesor de responsabilidad penal, desde el punto de vista de la justicia de Coahuila.

El problema es que no sólo Coahuila lo ha exonerado. La Procuraduría General de la República el día 22 de octubre de 2012 (en las postrimerías del sexenio de Felipe Calderón) giró un oficio donde se consigna el no ejercicio de la acción penal contra el mismo profesor Moreira, su señora esposa y una persona más por delitos de enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La determinación de la PGR, el propio exgobernador Moreira la había gritado a los cuatro vientos, lo que no hizo con su comparecencia de 2005 en Coahuila, por obvio cálculo político. Qué calladito se lo tenía el gobernador y las autoridades del gobierno estatal.

0
RELACIONADAS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT