lector opina
El Siglo de Torreón
vie 19 may 2017, 10:42pm 1 de 1

Foro del Lector


0

Un tema para el debate

Los políticos improvisados que buscan el poder sin una manifiesta vocación de servicio y conciencia clara del interés social, generalmente son muy labiosos y voluntariosos, sin embargo, son un problema potencial para la sociedad porque gobernarían con ocurrencias, no con programas. Ya tuvimos un presidente así.

Los políticos con experiencia, que no le han dedicado el tiempo y empeño a su formación profesional de políticos, que debería ser muy amplia (política, economía, cultura, ciencia, etcétera), pero aun así, quieren seguir escalando la ruta del poder, siempre los impulsa la ambición y el ego que se manifiesta en la exhibición de sus costosas pertenencias como casas, relojes, ranchos y más propiedades. Carlos Fuentes dijo, refiriéndose al candidato a la presidencia de la República Peña Nieto (con experiencia de secretario de Administración del Estado de México, diputado local y gobernador), que no tenía derecho a gobernar desde la ignorancia y los resultados se están viendo. Ya desde sus campañas, estos políticos con experiencia, pero sin formación, ofrecen utopías, y a falta de mejores cartas de presentación van repartiendo promesas, espejitos y abalorios con tal de “ganarse” la gubernatura.

En economía política hay una discusión muy vieja que se inició desde finales del siglo XIX y son la discusión interminable de grupos de interés al interior del capitalismo; ni siquiera es la discusión de los comunistas contra los capitalistas, esa es otra historia.

Por un lado los liberales con su “laissez- faire” apoyados en su concepción del derecho natural y la ambición (natural dicen) como motor del desarrollo. La versión moderna, los neoliberales, que desregulando la economía dejan a los trabajadores y la sociedad a merced de los empresarios, con resultados de un alarmante aumento mundial de la pobreza. Donald Trump es un ambicioso empresario que da un ejemplo de mandatario ignorante que brincó de la empresa privada a la presidencia de los EUA y de inmediato quiere desregular los controles impuestos a las empresas para el cuidado del ambiente diciendo que él no cree en el cambio climático. No hay mayor exhibición de ignorancia decir que la ciencia es un asunto de creencias.

Por el otro lado está la concepción de un Estado que planifica el desarrollo, regula la ambición de los empresarios con leyes de protección ambiental y mejora leyes laborales, promueve la productividad y un mejor reparto de la riqueza que generan los dos factores de la producción: empresario-trabajador.

Con el proceso electoral en Coahuila, muchos asuntos están en juego sin que la mayoría nos demos cuenta de cuál concepción del desarrollo van a promover; acaso seguirá el ambicioso crecimiento desmedido de la ganadería regional lechera y de carne, que nos contamina el aire (gas metano) y nos acaba el agua; la producción de cemento que se produce de los cerros enfrente de nuestra ciudad, dándole tarascadas con explosivos haciéndonos respirar piedras diminutas pero nocivas; eso, obedece a una concepción del desarrollo.

El ir a buscar inversionistas a Japón y otras partes del oriente para que inviertan en Coahuila y Torreón para generar empleo, también es una concepción del desarrollo.

¿Algún candidato nos quisiera explicar su posición al respecto?

Héctor Ehrenzweig Estevané,

Torreón, Coahuila.

0
RELACIONADAS
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT