EDITORIAL
YAMIL DARWICH
jue 12 oct 2017, 8:19am 4 de 9

Feminicidio


Diálogo
0

El asesinato -feminicidio- de la estudiante Mara, avecindada en Puebla de los Ángeles, sin duda es una nota roja que conmovió a México, incluyéndonos nosotros, los laguneros, quienes nos llegamos a mostrar con tibieza ante la realidad que representa la alta agresividad machista que sufren las mujeres en el mundo.

Las declaraciones hechas a la prensa por Jesús Jasso Fraire, titular de la Delegación Laguna, son definitorias: en lo que va del año, hay antecedentes de 12 feminicidios en Torreón, de los cuales, sólo 3 son investigados como tales.

La denuncia ha sido reiterada por diversas organizaciones de apoyo y defensa de la mujer, caso de Adriana Romo, de la Red de Mujeres de La Laguna, quien asevera que las estadísticas de la región muestran una clara tendencia a la alta: en el 2013, conocieron 6 casos y en el 2016 ya sumaron 16; a agosto del 2017, según declaraciones de las propias autoridades ya se contabilizan 12, lo que supone un nuevo rebase en las estadísticas del crimen.

La palabra feminicidio deriva del neologismo creado a través de la traducción del vocablo inglés "femicide", que nos refiere al asesinato evitable de mujeres por razones de género y por causas múltiples, todas difíciles de atender, ya que como declaran algunos expertos latinoamericanos "se resuelve con dinero", debiendo agregar educación e intención política. Dificil de lograr, ¿verdad?

Agregue que es una cuestión con antecedentes en toda la historia del mundo, aunque ciertamente en latinoamérica -según investigación periodística de "Animal Político" encabezada por Arturo Rangel- cada dos horas se comete un feminicidio en América Latina, convirtiéndola en la región con mayor agresividad.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), declara que se cometen 12 asesinatos contra mujeres al día, son mayormente motivados por razones de género; en promedio, cada año 60 mil mujeres del mundo pierden la vida en circunstancias violentas.

Existen otras regiones del planeta en las que hay alta incidencia de homicidios y feminicidios, caso de África, que desgraciadamente no son denunciados, documentados y atendidos suficientemente, lo que hace harto dificil conocer su gravedad, que se considera alta; muchos de ellos tienen causas religiosas y/o son consecuencias de radicalismos extremos.

Otros estudiosos del tema, calculan que cada año, por causas varias, se cometen alrededor de 66 mil feminicidios en el mundo, que pueden ir desde la ira, odio, celos, búsqueda de placer morboso -patologías mentales-, alcoholismo y/o las toxicomanías.

Durante el "Foro Internacional Sobre Feminicidios en Grupos Étnicos" -2016-, diversos investigadores presentaron sus experiencias y propuestas sobre el tema; ellos han definido la participación de factores sociales, económicos y culturales.

François Roussel - Universidad de Montreal - considera como otras causas relevantes: la misoginia, sentido de superioridad de género y la posesión; factores que se transmiten culturalmente y favorecen la violencia de los hombres hacia las mujeres y afirma que el feminicidio íntimo se relaciona con el consumo de alcohol y otras sustancias; él supone que representan un 35% de todos los asesinatos -no sólamente los cometidos por hombres-.

Existen clasificaciones de los feminicidios y feminicidas, que incluyen al "Íntimo", en casas y por familiares y cercanos; "Lésbico", por razones de repudio; "Raciales", racismo; los "Magnifeminicidos", efectuados por paramilitares en África; "Seriales", por psicópatas; y "Pasionales", por celos o infidelidades.

Las patologías sociales y mentales que desencadenan actos criminales como el feminicidio son muy variadas y pueden ir desde el machismo -le insisto que es mundial y no solamente local-; patrifocalidad -una educación desbocada hacia la superioridad masculina-; sentido de pertenencia de la mujer; sobreapego a la persona o dependencia emocional; angustia por separación sin resolver; baja autoestima; poca tolerancia a la frustración; ira descontrolada; impulsividad por desequilibrio emocional; determinantes por pobreza; exclusión social; trastorno de personalidad; y el abuso de sustancia tóxicas.

También existe una clara relación entre violencia -caso de los feminicidios- con el narcotráfico; pobreza generadora de desesperación y desesperanza; falta de oportunidades para ser autosuficiente; corrupción e impunidad. Las claras evidencias de nuestra realidad en México incluye a todas.

Hay muchas recomendaciones para disminuír posibilidades de agresión, entre ellas: familiares y cercanos enterados de traslado y destino, así como los medios utilizados -muchos casos se dan por la noche, en mujeres que salen tarde de sus trabajos-; evitar contacto con desconocidos; y, desde luego, rechazar cualquier tipo de comunicación con extraños-; convivir, viajar en grupos y evitar lugares despoblados. Sobre todo, hacer saber a los cercanos con quién se convive y que los acompañantes conozcan de su comunicación con familiares -usar el localizador del celular es buen método preventivo"-.

Vale la pena tomar en cuenta todas las recomendaciones y, en lo particular, sobre todo si tiene familiares y amigos jóvenes, establecer medios de intercomunicación efectivos, horarios, palabras claves, etc.

Anime a sus hijos a hacerlo. ¿Acepta?

ydarwich@al.mx
0
RELACIONADAS
→ dialogo

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT