lector opina
El Siglo de Torreón
dom 3 dic 2017, 10:19pm 1 de 1

Foro del Lector


0

Recuerden, Zermeño e Isidro…

que “el Estado, todavía soy yo”. Esta frase que con mucha seguridad y claridad, ha dirigido en estos días el gobernador Moreira a los presidentes de Torreón y Saltillo. Por supuesto, que los hechos de las últimas semanas, prueban que esta cita parafraseada de lo que su tiempo dijo el Rey Sol Luis XIV, no es gratuita.

Miren ustedes: desde hace seis años y fracción, se supo el endeudamiento del Estado de Coahuila por parte de Humberto. Esa noticia, hubiera sido suficiente para que don Rubén su hermano, perdiera la elección. No fue así, el interino designado por el saliente, reestructuró ante los bancos esa carga de treinta años que pesa sobre el Estado. Los diputados locales de su tiempo con cinismo, aprobaron la reestructura, en lugar de proceder penalmente en contra de los responsables, así griten con denuncias las Auditorías Estatal y Federal, pues las cuentas públicas siempre se aprueban, no faltaba más.

Desde Estados Unidos, al tenerse más información sobre el tema, se abrieron, se dice ahora “carpetas de investigación” contra quienes resultaran responsables de daño al patrimonio estatal. Desde fuentes oficiales se dijo que no había ningún daño al patrimonio de Coahuila. Cuando Humberto fue detenido en España, todos pensamos: que en el extranjero sí se hará justicia. No contábamos con que nuestro Consulado en ese país, acudiría a auxiliar con todos sus recursos al detenido; que la Procuraduría General de la República oficiosamente, enviaría una certificación de que no había “ninguna carpeta de investigación” en relación con el exgobernador; que si Estados Unidos varios exservidores coahuilenses y varios narcotraficantes habían hecho imputaciones graves que involucraban dádivas y de manejo indebido de recursos estatales, en Coahuila oficialmente nada había.

De esta manera, don Humberto se lanzó como candidato: rompió con su hermano a quien su dedo puso como gobernador y se dio el lujo de demandar civilmente por daño moral al periodista y politólogo Sergio Aguayo. Gracias a su extraordinaria capacidad y relaciones, los dos hermanos cuentan con un patrimonio humano muy respetable: el Congreso, los órganos procuradores de justicia, los Jueces, el Fiscal Anticorrupción quien puede durar varios años y, sobre todo, la simpatía de un protegido más; el recién electo gobernador de Coahuila.

De este modo, el todavía poderoso y saliente gobernador don Rubén, se da el lujo de insultar a Isidro, y con Riquelme el entrante, amenaza a Torreón con hacer funcionar los innumerables fideicomisos, comisiones y el tan alabado mando policial único, para restar autonomía a los municipios cuyos gobiernos no le son afines. Para concluir: ¿qué ha ocurrido con las empresas fantasma?

Juan de Dios Castro Lozano

Comarca lagunera.

0
RELACIONADAS
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT