EDITORIAL
YAMIL DARWICH
jue 10 ene 2019, 8:51am 4 de 8

Antropoceno


Diálogo
0

Arnoldo Kraus, editorialista del Universal, ha retomado la defensa del planeta mencionado el término antropoceno, acuñado en el año 2000, por el holandés premio nobel de química Paul Crutzen, que es utilizado para describir el impacto del humano sobre el planeta, dimensionando lo grave del deterioro que le estamos haciendo a la tierra.

Desde el siglo anterior, gracias a la microbiología, conocemos de microorganismos - bacterias, virus o rikettsias - que atacan a los organismos destruyéndolos al invadirlos.

Nosotros somos más nocivos; me explico:

En solo unos ciento cincuenta años, quizá al iniciar la era industrial del mundo, empezamos el proceso sistemático y depredador de la naturaleza, más allá de lo que pudiéramos definir como ocupación y aprovechamiento racional.

El crecimiento de las manchas urbanas, consecuencia de la reproductividad humana acrecentada con las mejores condiciones de vida - educación, salud, alimentación y vivienda - ha aumentado en forma exponencial. Como ejemplo: el México del año 1900, contaba con 13 millones 600 habitantes y para el 2015 - censo INEGI 201 - ya éramos casi 130 millones.

Aunque seamos un caso de alto crecimiento, en el resto del mundo se dio un fenómeno similar; en 1950, el mundo albergaba a un poco más de 2 mil 500 millones de habitantes y para el 2018, sumamos casi 7000 millones.

Aún así, tenemos capacidad para producir alimentos suficientes para todos, aunque los sistemas político-económicos haya creado desigualdad y muertes por hambre.

Estamos inundado al planeta con desechos, algunos difícilmente biodegradables, caso del plástico, con el que hemos creado cinco islas artificiales en los mares, inútiles y altamente contaminantes.

A la fecha, según los expertos, calculan que hemos exterminado al 85 por ciento de las especies animales y tenemos a muchas de las existentes en vías de desaparición. La prensa ha dado fe de la muerte de las vaquitas marinas o del desmedido ataque a los tiburones para comercializar sus aletas.

Recuerde que en La Laguna, estamos amenazados con la extinción de las abejas melíferas y, de no lograr revertir el proceso, en cuatro años habremos llevado a la ruina a la economía agropecuaria de la región.

Global Footprint Network, organización no gubernamental, destaca en su portal de internet, que el primer día del mes de agosto del 2018, llegamos al "Earth Overshoot Day" o "Día del Sobregiro de la Tierra".

Estamos gastando más recursos de los que podemos reponerle a la tierra.

El daño que hacemos a nuestros bosques es un verdadero peligro para la sobrevivencia. De acuerdo con el Instituto de Geografía de la UNAM, cada año perdemos 500 mil hectáreas de bosques y selvas, colocándonos en el quinto lugar entre los países más irresponsables en el tema de deforestación.

La misma GFN, informa que los tres países que más huella - daño - ecológica generan por hectáreas globales son: China, con 5 mil 200 millones; Estados Unidos, con 2 mil 670 millones; e India, con mil 450 millones. En esta lista de huella de carbono, México ocupa el noveno lugar, con un cálculo de 320 millones de hectáreas dañadas.

Prácticamente la totalidad de los ríos mexicanos están contaminados por residuos químicos industriales, basura - mucha no reciclable - y otros contaminantes, caso de los materiales de construcción desechados o sobrantes. En La Laguna, aún laceramos el cauce el río Nazas con restos de tintas industriales.

El daño no para ahí: con autorización - o no - de las autoridades, la horadación de la tierra en busca de minerales, gas y petróleo ha creado un círculo vicioso, gravemente negativo para fauna y flora.

Cambiamos la tierra fértil, útil para cultivar, por la estéril y salina, fomentando el ciclo de deforestación, desaparición de especies animales, deficiencia en la productividad de cultivos y hasta cambio climático. No olvide el incremento de enfermedades, particularmente de piel - arsenicismo - y hasta cáncer.

Vivimos mayor desesperanza cuando revisamos los beneficios materiales y vemos que en gran porcentaje son trasladados al extranjero. ¡Ahora, increíblemente seguimos discutiendo por el fracking en Coahuila¡

Así, nos transformamos en los animales más nocivos para el ecosistema, más allá de aquellos temidos, como el virus del sida o los bacilos de la tuberculosis, que ahora empiezan a presentar una alta resistencia a los antibióticos.

Cierto que es grave irresponsabilidad de los politiqueros, quienes en complicidad con algunos grupos de poder económico han facilitado el desastre ecológico que todos padecemos; nosotros tenemos parte de esa culpa, al no reaccionar y actuar legal e inteligentemente, con mayor participación en la vida social, como ciudadanos proactivos y propositivos, además de ser constantes en defensa de causas justas.

Le aseguro que nuestra situación no mejorará en tanto no participemos - ¡todos¡ - en el cambio, cada uno desde su trinchera y acorde a sus posibilidades y potencialidades.

Temo pensar que luego de leer el diálogo retomaremos nuestras vidas como siempre. ydarwich@ual.mx

0
RELACIONADAS
→ editorial dialogo

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT